Quiénes somos


Somos un grupo de profesionales inquietos por el tema de la evolución de la mente humana a partir de la psicología experimental. Dentro de esa corriente epistemológica se inscribe la Psicología Evolucionista (del Inglés Evolutionary Psychology) que propone que algunos aspectos muy importantes de la mente y la conducta. Por ejemplo, que los sentimientos, pensamientos y conductas humanas pueden ser entendidas a la luz de la teoría de la evolución postulada por Alfred Rusell Wallace y Charles Darwin, separadamente, y comparándola con la de otras especies, especialmente con las más cercanas genéticamente, como los primates.

Psicología Evolucionista propone que la mente de los primates, incluido el hombre, está compuesta de muchos mecanismos funcionales llamados adaptaciones psicológicas o mecanismos psicológicos evolucionados, desarrollados mediante selección natural por ser útiles para la supervivencia y reproducción del organismo. Esos mecanismos son universales en cada especie, con la excepción de las diferencias que se presentan entre sexos y edades. Hay algunos mecanismos psicológicos evolucionados que se admiten sin controversia, como la visión, la audición, la memoria y el control muscular. Otros ejemplos más controvertidos incluyen los módulos mentales responsables de las diferencias entre hombres y mujeres en aspectos relacionados con las conductas sexuales, temperamentos, y habilidades cognitivas, los mecanismos evitadores de incesto, detección de fraudes y la reorientación social.

El término “evolucionista” es el preferido al nombrar esta disciplina en castellano para distinguirla de la psicología evolutiva, desarrollada a mediados del siglo XX por el filósofo, médico y psicólogo francés Jean Piaget. La distinción de la Psicología Evolucionista con la psicología evolutiva de Piaget se basa en que esta última es una rama de la psicología que estudia los cambios durante el proceso de aprendizaje y crecimiento del individuo y no de la especie. Es decir, una es filogenética y la otra ontogenética, aunque en otros campos de la ciencia como la sociología o la antropología se conserve el término “evolutiva”.

Las fuentes principales de la Psicología Evolucionista son la psicología cognitiva, la genética, la etología, la antropología, la biología, la zoología e incluso la inteligencia artificial y la teoría de juegos. El término Psicología Evolucionista fue acuñado probablemente por Ghiselin en su artículo de 1973 en Science pero fueron Leda Cosmides y John Tobby quienes popularizaron el término en su libro de 1992, The Adapted Mind: Evolutionary Psychology and the generation of Culture (ISBN 0195101073) y que ha venido nuevamente a ser conocido en Colombia debido a publicaciones de psicólogos famosos como Steven Pinker.

Es importante aclarar que no todo lo que funcionó adaptativamente antes funciona ahora, aunque es una buena pista para descubrir cómo llegó hasta nuestros días. En la evolución hay momentos más activos que otros pero nunca puede decirse que algo se ha consolidado pues todo momento es una transición para la evolución de la vida en el planeta. La evolución nunca termina pues está en juego constante con las mutaciones genéticas y la presión del ambiente.. La Psicología Evolucionista o Evolutiva pretende unificar bajo un punto de vista experimental el antiguo dualismo mente-cuerpo que ha imperado en el estudio de la psicología.

Freud o Descartes establecieron sus sistemas de pensamiento basados en el equilibrio entre fuerzas opuestas. Este modelo tuvo mejor aceptación que el biologisista ya que se propagó por el mundo de la mano de la religión, que encontró en el dualismo una interesante forma de apoyar sus dogmas. Esta tradición filosófica y religiosa ha llegado hasta nuestros días bajo la idea de que el alma y el cuerpo no son de la misma naturaleza y por lo tanto deben estudiarse y tratarse de formas completamente diferentes. “Lo cierto es que al igual que Huxley, otros autores quieren dar por válidas ambas posturas: la conducta humana es un producto evolutivo excepto cuando resulta difícil de explicar. Al igual que Freud y Hobbes, piensan en términos de dicotomías: somos mitad cultura mitad naturaleza, en lugar de un todo integrado.

La Psicología Evolucionista es una teoría que busca hacer una lectura del ser humano y su entorno como un ser que busca su eficacia reproductiva, no sólo en términos biológicos sino también en términos simbólicos, como heredero de una antigua y una nueva forma de evolución a partir de lo que Richard Dawkins llamaría “los genes y los memes”, dice Dawkins en El gen egoísta: “¿Qué es, después de todo, lo particular de los genes? La respuesta es que son reproductores o replicadores […] El gen, la molécula de ADN, sucede que es la entidad reproductora que prevalece en nuestro propio planeta. Puede haber otras. Si las hay, siempre que se den otras condiciones, tendrá, casi inevitablemente, a convertirse en la base de un proceso evolutivo.

Al reconocer nuestro pasado y saber de dónde venimos, se tiene una base racional-empírica para plantear nuevas explicaciones sobre quiénes somos y posiblemente hacia dónde vamos, el porqué de las principales problemáticas del hombre actual, entre ellas las psicológicas, a la vez que permite plantear soluciones que sirvan a los requerimientos de la mente humana, entendida ésta como fruto de la evolución, en un nuevo tiempo y lugar. Es necesario reconocer que la Psicología Evolucionista, a pesar de partir de la Teoría Darwinista de la Evolución planteada en el siglo XIX, apenas comienza a desarrollar sus planteamientos e implicaciones, por lo que en muchos casos será necesario basarse en el modelo psicológico cognitivo, que es actualmente el más cercano, desde la práctica, a la Psicología Evolucionista, desde su perspectiva experimental y empírica.

Deja un comentario